new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Tangas marca Esprit

Aunque hace ya siglos que los tangas y las tangas se conocen como prendas de lencería, hace poco que han sido redescubiertos para su uso diario. Con su elegancia y refinamiento, estas prendas pequeñas y finas han sabido conquistar nuestro corazón y nuestros sentidos. Frágiles y femeninos de encaje, seductores de gasa transparente o muy sencillos y adaptables, de microfibra, los tangas están disponibles en todos los estilos y se adaptan a la perfección a cualquier look. Son ideales para llevarlos debajo de pantalones, faldas o vestidos ajustados y gracias a ellos nos sentimos siempre muy femeninas y bien con nosotras mismas. Eficientes y discretos, se han ganado su sitio entre nuestras prendas preferidas para el día a día.

Seductores encajes y frágiles decoraciones combinados con una excelente comodidad de uso

Ya tienes la reserva del vuelo y del hotel. Falta un fin de semana y estarás de camino a Nueva York, con tu mejor amiga, para descubrir en detalle todo lo fascinante que es esta ciudad. Música y galerías, atracciones turísticas y de ocio, restaurantes y bares y, cómo no, ir de shopping y turismo por los barrios más famosos.

El domingo por la tarde, con una copa de cava y comida china para ti y tu amiga, os sentáis en el suelo del dormitorio, cerca de la cama llena de casi todo lo que había en el armario. Con la mano izquierda sostienes en alto un tanga con estampado multicolor y con la derecha, un elegante tanga de color crema hasta media cadera. Hace horas ya que discutís, sin llegar a ningún acuerdo, sobre lo que os vais a llevar para la visita a la Gran Manzana. ¿Qué looks quedan mejor para la gran metrópoli? ¿Qué tiempo hará? ¿Qué necesitas sin falta y qué vas a comprarte allí? Para no complicaros más, habéis empezado por elegir la lencería. Sobre todo tiene que ser femenina y cómoda y también adaptarse a todos tus looks, confiriéndoles personalidad y un toque chic. Exactamente como la ciudad. Mientras tú guardas el tanga, que va perfectamente con tus nuevos vaqueros skinny color, tu amiga descubre un vestido de punto de corte muy refinado, que tienes que llevarte sí o sí. Un tanga negro sedoso y un sujetador de aros a juego aterrizan en el bolso, como acompañantes discretos y elegantes del vestido.

Monos o sexy, deportivos o elegantes, hay tangas de todos los estilos

Se está haciendo tarde y vuestra impaciencia va en aumento. Os reís y planeáis los días siguientes hasta el más insignificante detalle, mientras miráis y comparáis otras prendas y calzado, intentando decidir qué vais a llevar y qué no. Tu amiga, que ya tiene el equipaje preparado, empieza a sacar de nuevo todo de su bolso, para que puedas darle el visto bueno final: los treggings negros con brillo y el top drapeado ¿mejor darles un toque sexy con un tanga transparente por debajo, o llevarlos con un tanga básico y transpirable de color blanco puro? Inspirándote en la elección de tu amiga, te llevas tú también dos tangas finos de microfibra: no hay que olvidar que durante el viaje y las largas jornadas de shopping lo más importante es la comodidad. Para preparar el ambiente, tu amiga acaba de poner el CD de un conocido cantautor neoyorquino cuando acabas de descubrir en el armario tu vestido rojo stretch que hasta ahora solo te has puesto una vez. Combinado con botas altas sería ideal para visitar las galerías de Nueva York o para una noche en un pequeño bar. Sin pensártelo dos veces, metes el vestido y las botas en el bolso, junto con un refinado tanga de encaje y un sujetador de aros push up a juego. Tu amiga vuelve a llenar los vasos y se te acerca en pasos de baile con la guía de viajes en la mano, para preguntarte si el primer día prefieres dar un paseo por el Central Park o mejor descubrir el China Town. Sin esperar tu respuesta, saca de su bolso de viaje un tanga de gasa y un tanga con detalles exquisitos, preguntándose cuál sería el más acertado para una visita nocturna por el Meatpacking District. Casi te atragantas de la risa, miras a tu amiga fijamente y luego por la ventana. Fuera está clareando el día, así que cierras con decisión tu bolso de viaje. Al fin y al cabo, en dos horas sale vuestro avión.

Mostrar más...
Muestra menos...