new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
Vista:Vista del producto sin modelo
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Ropa deportiva de Esprit

A la ropa deportiva se lo ponemos muy difícil: tiene que ser bonita, de nuestro estilo, quedarnos bien, y ser cómoda y funcional. Da igual si lo que queremos es correr 10 km o jugar un partido de bádminton en la playa: necesitamos que nos permita hacer cualquier tipo de movimiento. Con una ropa deportiva bonita, ligera, de colores vivos y cortes inteligentes, nuestra experiencia deportiva puede llegar a ser el doble de satisfactoria. Ya sean unos pantalones de chándal sueltos, un jersey de deporte capri ligero, una camiseta funcional de atletismo, una camiseta de tirantes ajustado para hacer yoga, una chaqueta transpirable o una cómoda sudadera con cremallera... ¡la ropa deportiva tiene que ser resistente y, además, muy cómoda!

Ropa deportiva para mujer: tan activa y magnífica como tú

El viaje de fin de semana que has planeado con tus tres mejores amigas está al caer. Os vais a pasar unos días charlando, tonteando, relajándoos y recuperándoos del trabajo de las últimas semanas... pero también disfrutando de lo que más os gusta: la aventura y la naturaleza. El destino elegido es un pequeño pueblo de montaña, rodeado de parajes inimaginables y que, sorprendentemente, casi nadie conoce. La cabaña de cuento en la que pensáis quedaros se encuentra a unos pocos kilómetros del pueblecito y la única forma de llegar a ella es a pie. Subir hasta allí con el mochilón mientras cae una suave llovizna te cuesta lo suyo, pero gracias a tu ligera chaqueta softshell impermeable logras superar el reto casi sin sudar ni una gota. También tus amigas aguantan el ritmo sin problemas, ayudadas de sus cómodas sudaderas de forro polar con capucha, pantalones de deporte y chaquetas funcionales. Así es vuestra amistad: a prueba de obstáculos y aventuras, incluso las más inesperadas. Tras una marcha de media hora, llegáis a la cabaña. Al verla, te quedas casi sin aliento. Simplemente, la belleza e increíble acondicionamiento del lugar no tienen precio: una chimenea rústica, una bañera inmensa y una sala de estar digna de un palacio. ¿Se puede pedir más?

Al llegar, te quitas la ropa húmeda y te pones cómoda con unos pantalones de chándal y una sudadera con capucha y cremallera. Una de tus amigas, que luce unos leggings y una sudadera de algodón, sale de la cocina con una tapa de queso y pan... y una botella de vino tinto con cuatro copas. Os sentáis todas en círculo alrededor de la pequeña mesa de arce y bebéis, reís y charláis como en los viejos tiempos, cuando teníais todo el tiempo del mundo para divertiros. De repente, ves en una de las estanterías vuestra gran debilidad: ¡un Twister! De pequeñas, os chiflaba ese juego y, por supuesto, ninguna os hacéis de rogar. Sueltas tu chaqueta con capucha en el gran sofá y dejas al descubierto tu nueva camiseta funcional transpirable. Al poco rato, casi ni puedes respirar. ¿Será por el esfuerzo o por la risa? También tus amigas se han quedado en camiseta. Por lo visto, llevarse ropa deportiva para el fin de semana ha sido todo un acierto. Gracias a tus clases de yoga y a tu mayor resistencia a la risa, consigues ganar la partida. ¡Hoy sí es tu día!

Hay que mantenerse en forma... pero con estilo

Esa noche, ya tarde, las otras se van a la cama y te quedas sola con tu mejor amiga, disfrutando de una taza de té y recordando vuestra visita del año pasado a este mismo lugar. Era enero y hacía frío, pero recuerdas como si fuera ayer la imponente inmensidad de las montañas; lo que sentiste al ver la puesta de sol con tu chaqueta de punto con forro polar, la bufanda de esquí y tu beanie de punto desde la ventana; o cuando os fuisteis a pasar el día a unas pistas de esquí cercanas, con tus pantalones de esquí forrados y tu colorida chaqueta de esquí perfecta para protegerte contra el viento. Por las tardes, solíais relajaros junto a la chimenea, tú acurrucada con una chaqueta de terciopelo con cremallera o un cómodo suéter de estilo oversize. Aún con estos recuerdos en la mente, subes las estrechas escaleras hasta tu litera y te quedas dormida casi de inmediato. A la mañana siguiente, os despertáis con los primeros rayos de sol que entran por la ventana. ¿Qué vais a hacer? Pues decidís salir a dar un paseo por el sendero que se adentra hacia el bosque. El chaleco de plumón acolchado con capucha que llevas sobre la camiseta de algodón te protege de la suave brisa helada que corre entre los árboles. Os pasáis mucho rato paseando, pero es que no podéis dejar de admirar la increíble naturaleza y los paisajes tan diversos que os encontráis. Cuando os entra el hambre, hacéis un descanso en un claro bañado por el sol. Tras quitaros las deportivas y arremangaros las perneras de los pantalones de ocio, sentís el suave césped entre los dedos y os alegráis de haber hecho este viaje. Durante el almuerzo, decidís que tenéis que organizar más escapadas como esta... ¡al menos una vez al mes!

Mostrar más...
Muestra menos...