new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Chinos marca Esprit

De pantalón de uniforme funcional hasta allrounder moderno: hace tiempo que los pantalones chinos han demostrado sus múltiples talentos. En look deportivo, con deportivas y un cárdigan de algodón o en look ejecutivo, con mocasines, una blusa y un blazer corto, los ligeros chinos de corte cómodo se adaptan a cualquier estación y a cualquier estilo. Los chinos adoran los colores y crean desenfadados looks casuales, tal como nos gusta a nosotras. Y lo mejor de todo: nos confieren un aspecto estupendo con muy poco esfuerzo, lo que hacen de ellos el clásico del futuro.

De tweed, pata de gallo, denim o pana, hay chinos para todos los gustos

Tu abuelo celebra su cumpleaños este fin de semana y ha invitado a toda la familia. Hace tiempo que no vas a la casa de campo de tus abuelos, pero nada más ver el familiar tejado de cañas, los ladrillos rojos y la chimenea humeante, vuelves a sentirte como una niña de seis años. Cómoda y sencillamente vestida con unos chinos de algodón color pastel y un suéter de punto, bajas del coche para saludar al resto de familiares. Compartirás con tu hermana uno de los espaciosos cuartos para invitados con cama doble. La cena de cumpleaños tiene lugar en un mesón cercano. Un pantalón chino stretch de color claro, una camiseta corta de seda y unos finos botines te confieren ese aspecto tan femenino y desenfadado. Con tus hermanas y primas contempláis el bufé con especialidades regionales, pan recién horneado y muchas variedades de queso, suministrados por una quesería cercana. La cena trascurre en un ambiente alegre y relajado hasta bien entrada la noche. Os reís mucho, coméis y a medianoche le cantáis al unísono una serenata al abuelo para acompañar la entrada de la tarta de dos pisos, perdida en un mar de velitas.

En colores chillones o suave pastel, informales, ligeros y muy cómodos

Al pesar de que la noche ha sido muy larga, te despiertas muy fresca y descansada. Y es que la cercanía de la familia hace milagros. Lo primero que vas a hacer esta mañana: tomarte un café. Te sientas en el banco de la cocina junto a tu hermana, con un look relajado de fin de semana, unos chinos estilo boyfriend y un cárdigan de punto grueso y tu hermana un ligero chino de mezcla de lino y un top muy femenino, para compartir las últimas novedades y secretos, como hacéis siempre que os encontráis. La mayor parte de tus familiares va de compras a la ciudad cercana, mientras los demás dan un paseo por la naturaleza o disfrutan del silencio y la tranquilidad en la terraza. Por la noche os reunís todos al calor de la chimenea para cenar y contar cómo ha ido el día. El olor de la chimenea se mezcla con el aroma a pan rústico que acaba de hornear tu abuela. Con un chino denim y un jersey en V de cachemira te acurrucas en una butaca frente a la chimenea y te dejas envolver por una maravillosa sensación de paz y tranquilidad. La mañana siguiente, antes de marcharte, toda la familia va a dar el tradicional paseo por el campo. Tu vestimenta, un chino de color rojo brillante combinado con unas deportivas de velur de color gris claro y un ligero blusón de cuero, aporta un toque de alegría en la inmensidad de colores terrosos. De repente, una liebre casi se os cruza por el camino, mientras que los dos pastores alemanes de tu tío husmean el sendero cerrando la marcha. Disfrutas plenamente el ambiente tan familiar, sintiendo cómo el resto del mundo desaparece, y con él todas tus preocupaciones. El fin de semana se acaba demasiado de prisa y te despides feliz y llena de energía, preparada para afrontar la próxima semana. Y justo cuando quieres arrancar el coche, tu abuela sale corriendo para darte una bolsa con un maravilloso bizcocho de nueces y pasas recién hecho.

Mostrar más...
Muestra menos...