new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
Vista:Vista del producto sin modelo
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Chaquetas Esprit para hombre

Hace tiempo ya que las chaquetas para caballero han dejado de ser una prenda de vestir exclusivamente práctica. Y todavía son imprescindibles cuando llueve, hace frío y viento, y nosotros estamos caminando, divirtiéndonos o de camino al trabajo. Pero es que además las chaquetas y los abrigos masculinos se han estilizado tanto que se han convertido en una parte importante de nuestra vestimenta. Ya sea una robusta trenca, una caliente parka de plumón o un blusón deportivo de algodón, las nuevas chaquetas para caballero nos confieren un aspecto estupendo en cualquier época del año, permaneciendo siempre fieles a nuestro estilo.

Imponentes, deportivos o clásicos: chaquetas y abrigos para todos los gustos

Es primavera y te estás mudando a otra ciudad en la que te han ofrecido un puesto con mucha responsabilidad en una agencia pequeña pero muy prometedora. Y de repente todo pasa volando: renovar la antigua vivienda, mudarse, y ya estás de camino a la oficina en tu primer día en el nuevo trabajo. La primavera hace de las suyas, con lluvia y viento, pero tú, vestido con un decente abrigo entallado de cachemira, sigues como si nada, lleno de humor y energía como siempre. Nada más entrar en tu despacho todo lo demás se borra de tus pensamientos y te centras plenamente en las nuevas tareas, ávido de conocer qué te traerán las próximas semanas. Conocer a los nuevos compañeros, coordinar proyectos, ir descubriendo la ciudad y tu barrio hacen que los días vuelen. Y a medida que los días son más largos, te vas acostumbrando más al nuevo entorno. Ya han comenzado las primeras etapas de un nuevo proyecto, has acabado de arreglar tu vivienda y esta tarde dos compañeros tuyos quieren mostrarte su bar preferido en el centro de la ciudad. Con jeans, botas y una cazadora de cuero informal de estilo biker, vas relajado, protegido y bastante calentito para las todavía frescas noches de primavera. El calor se hace sentir cada vez más y tú ya te sientes como en casa. Ya en los primeros días has descubierto no muy lejos de tu casa un bonito parquecito para tus solitarios paseos matutinos o un partido de fútbol relajante después de la jornada laboral. Una hora más tarde, después de haberlo dado todo, tus amigos y tú os quedáis sentados un rato más observando la animación del parque al ponerse el sol. Tu ligera chaqueta de algodón con aspecto encerado es perfecta tanto para el deporte, como para protegerte del frescor de la noche.

Chaquetas que se adaptan a nuestro aspecto y a nuestra personalidad

Hoy vienen a visitarte unos viejos amigos tuyos: quieren ver cómo te va y disfrutar de tu nueva ciudad en verano. Las salidas por los alrededores, ir de compras y la visita turística de la ciudad hacen que te sientas como de vacaciones. Con una buena amiga recorres las zonas de de moda, trasteas en las pequeñas tiendas y encuentras aquí y allá amigos y compañeros de trabajo. La tarde promete mucho y hace un tiempo perfecto para una película en el cine de verano. De muy buen humor, con un blusón de imitación de piel o una fina chaqueta de napa sobre el hombro, al caer la oscuridad te diriges hacia la sala y el aire caliente y la multitud de estrellas hacen que goces aún más del séptimo arte.

El verano pasa, como siempre, demasiado deprisa, y el recién llegado otoño llena la ciudad de un encanto multicolor. Vestido con una parka forrada en look militar das largos paseos solitarios por el mismo parque donde no hace mucho paseabas, disfrutando el viento frío y los brillantes colores. Respiras hondo para llenarte de energía para el trabajo que exige mucho de ti. En la oscuridad de esta mañana de viento te diriges a pie hacia tu oficina abrigado en una caliente y moderna trenca. Al finalizar el corto paseo estás bien despierto y del mejor humor para empezar la nueva jornada. Al llegar el invierno recibes refuerzos de tu antigua ciudad: un ex compañero de trabajo se muda aquí y, cosas de la vida, ha encontrado una vivienda muy cerca de la tuya. Es fin de semana y, bajo un estupendo sol de invierno, estás llamando a su puerta, vestido con unos jeans y una sudadera acolchada, para echarle una mano con la mudanza. Tantas manos laboriosas acaban rápido y bien entrada la tarde todos los muebles están arriba y las cajas esperan a ser abiertas. Quedáis una hora más tarde en la pizzería de la esquina, tu restaurante preferido y el lugar perfecto para celebrar cualquier nuevo comienzo. Te das una ducha rápida, te vistes y ya estás caminando de nuevo en la fría noche de invierno, protegido del frío por un grueso abrigo de lona forrado o una parka de plumón con capucha. El invierno será largo, pero tú estás preparado para lo que venga.

Mostrar más...
Muestra menos...