new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
Vista:Vista del producto sin modelo
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Ropa de playa y natación para hombre de Esprit

La moda de baño para hombre no debe limitarse a ofrecer simplemente materiales que nos resulten cómodos: los bañadores, los bañadores estilo slip y los pantalones cortos de playa deben adaptarse también a nuestro estilo mediante distintos cortes y estampados. Sencillos bañadores estilo slip, pantalones cortos de playa de lo más llamativos, bañadores ajustados al cuerpo o pantalones cortos estilo bermudas... Lo que esperamos de la ropa de playa y natación es que nos siente bien y se adapte totalmente a nuestras necesidades de ocio. La ropa de baño no deja de ser ropa deportiva y, por eso, le exigimos el mejor rendimiento tanto cuando vamos a jugar un partido de voleiplaya, como cuando nos relajamos tumbados en la arena o nadando tranquilamente.

Deportiva, pero con estilo: ropa de baño para hombre

Es sábado por la mañana y, como siempre, has quedado con tus colegas para jugar un partido de fútbol en el polideportivo de la ciudad. Sin embargo, hoy hace muchísimo calor y habéis decidido pasaros antes por las piscinas que hay al lado para refrescaros un poco. Por eso, además de tus pantalones deportivos y el equipamiento de fútbol, tienes que meter un par de cosas más en la mochila. Mientras buscas y rebuscas entre tus bañadores, te encuentras los pantalones cortos de playa con ese estampado tan llamativo que te compraste para tus últimas vacaciones. Inmediatamente, rememoras de nuevo la cálida arena y aquella magnífica agua templada por el sol. Sin embargo, hoy te apetece más llevarte el sencillo bañador negro con una toalla y el gel de ducha. Habéis quedado a las 11 en la piscina, pero tal y como ocurre todos los sábados, a esa hora llegáis tan solo unos pocos. Decidís no esperar y entráis sin dudarlo al vestuario: ¡ya llegarán los demás! Al abrir las mochilas, uno de tus amigos, famoso por su mala memoria, se da cuenta de que se ha olvidado de traer el bañador. Mientras otro de tus compañeros se acerca a la recepción para preguntar si puede comprar o alquilar un bañador, tú te metes en la ducha. El agua fría te revitaliza en un pispás. En la piscina hace más frío que de costumbre, pero tras hacer un par de largos entras enseguida en calor.

Tu propio estilo: ropa de playa y natación de Esprit

Mientras algunos de tus amigos hacen largos como locos, tú enseguida te vas con los que prefieren quedarse en el borde de la piscina charlando animadamente. Dos de ellos se van a hablar con el socorrista para persuadirlo de abrir el trampolín. En cuanto lo consiguen, se forma una gran cola para subir. Delante de ti hay dos chicos con unos bañadores anchos estilo bermudas con unos estampados superllamativos que no paran de contar chistes. Ya a punto de subir, os toca decidir si os tiráis desde el trampolín de tres metros o desde el de cinco... y decidís que para empezar está bien el de tres. ¡El calentamiento es importante! Más tarde, ya en la punta del trampolín de cinco metros, miras hacia abajo y no puedes evitar acordarte de las vacaciones del año anterior, cuando te encontrabas de pie, en el borde de un gran acantilado, y observabas el mar azul y el horizonte infinito desde las alturas. Con ese pensamiento, saltas y te sumerges en el agua fría. Nada más salir de nuevo a la superficie, decides que las próximas vacaciones las vas a pasar de nuevo en el mar. En realidad, aún queda bastante, ¡pero de ilusión también se vive y planear las vacaciones puede llegar a ser tan divertido como vivirlas!

Mostrar más...
Muestra menos...