new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Medias y calientapiernas marca Esprit

Las medias y los calientapiernas pertenecen por igual a los básicos y a los accesorios. Los llevamos casi sin darnos cuenta, como una segunda piel, pero también como toque de color que contrasta con nuestra ropa o como agradable complemento para cualquier look. Los calcetines, las medias y los calientapiernas para mujer pueden ser extremadamente discretos, pero no tienen por qué serlo. Los clásicos calcetines hasta las rodillas, overknees en colores actuales o calientapiernas de punto fino no solo confieren a nuestro look una nota personal, sino que también son muy funcionales. ¿Qué vas a ponerte hoy? Lo único que está claro es que las medias y los calientapiernas son componentes indispensables de nuestro estilo preferido.

Wellness para los pies y estilo para tu look: las medias te lo dan todo

Te apoyas sobre el respaldo de tu asiento mirando por la ventana del tren cómo se suceden los paisajes montañosos y estiras las piernas bien calentitas en overknees con angora y botines de color marrón. Esta semana ha sido larga y llena de reuniones, pero el agradable viaje y el bonito paisaje hacen que estés más ilusionada con el fin de semana tan cercano. Un seminario de yoga con tu mejor amiga en un hotel tranquilo, en medio de la naturaleza, es justo lo que necesitas ahora. Tu amiga ya está ahí y te enseña inmediatamente el pequeño y acogedor apartotel. Las llamas juguetonas de la chimenea confieren al salón un ambiente mágico, cálido y acogedor. Vestida con una falda de pana y calcetines hasta la rodilla con motivos noruegos, está sentada con las piernas cruzadas en el gran sofá, justo en frente de la chimenea, y empieza a contarte los acontecimientos de la última semana. Sin televisión, sin música y sin DVD, la tarde transcurre entre risas, charlas y el chisporroteo del fuego como ruido de fondo.

Aunque ha sido una noche corta, la siguiente mañana te despiertas descansada y llena de energía. Antes del desayuno ya tenéis programada una hora de introducción al yoga. En una sala luminosa y bien ventilada conocéis a vuestra profesora y a los demás participantes de este seminario. Vestida con leggings, un top y calcetines de deporte, te arrodillas sobre la esterilla de yoga junto a tu amiga, te concentras en tu respiración y en los ejercicios fluentes, aunque sorprendentemente duros. Cada movimiento va acompañado por la suave voz de la profesora. Sudorosa, pero sintiéndote maravillosamente bien, disfrutas el pequeño descanso, antes de ponerte tus calientapiernas de punto e ir con tu amiga a desayunar. La mañana está ocupada con una sesión larga e intensiva de yoga y un almuerzo frugal, seguido por un largo paseo por los jardines del hotel. Con unas botas biker resistentes, unas medias de punto fino, falda vaquera y un abrigo de lana, disfrutas plenamente de la tranquilidad y la paz del lugar e inspiras ávidamente el aire fresco y puro.

Calientapiernas y calientabrazos: accesorios para tu bienestar que se adaptan a cualquier tendencia

Después de otra hora de yoga y una visita a la sauna os queda la energía justa para brindar por el fin de semana y luego os dejáis caer rendidas en las camas. Durante los ejercicios matutinos del día siguiente te das cuenta que tus movimientos son mucho más fluidos y tu respiración es más rítmica que ayer. Con shorts y calcetines deportivos, estiras las piernas y los brazos mientras intentas concentrarte exclusivamente en tu cuerpo. Un rico desayuno, un masaje seguido por una última sesión de yoga, luego la despedida y el fin de semana toca a su fin. Del brazo de tu mejor amiga recorres lentamente el camino hacia la estación, donde ya os está esperando el equipaje. Con un look adecuado para el viaje, en un chino de color claro, un top de algodón y suaves calientabrazos de punto, subís al tren. Tu amiga, vestida con Ieggings, unos cómodos calientapiernas de punto y un jersey oversize, se sienta a tu lado y juntas recordáis los acontecimientos de los últimos dos días. Y llegáis las dos a la misma conclusión: ¡hay que repetirlo! Pero de momento os espera una nueva semana de trabajo.

Mostrar más...
Muestra menos...