new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Deportivas Esprit para mujer

Las deportivas son el símbolo del estilo informal de zapatos. Hace tiempo que las otras deportivas se han convertido en un accesorio muy querido, que puedes combinar igual de acertadamente con unos clásicos vaqueros o unos ligeros pantalones chinos y capri o hasta con faldas de denim o de algodón. Y aunque las deportivas modernas no tienen límite a lo que materiales, colores y modelos se refiere, si tenemos que elegir entre deportivas multicolor de material combinado, de suave velur, estilizados botines sneaker u otras decenas de modelos, lo que más nos gusta de las zapatillas es que son cómodas y desprenden una informalidad especial. Queremos que nuestro look sea casual y por eso necesitamos zapatillas deportivas para mujer.

Comodidad con mucho estilo

Esta semana vendrá a visitarte el hijo de tu hermana, por primera vez él solo. A sus ocho años será una verdadera experiencia. Es su primer viaje de verdad y tú estás igual de nerviosa. El viernes te has tomado la tarde libre para poder recogerlo en la estación. Todavía con tu look ejecutivo, con unas zapatillas de velur hasta el tobillo en tono marrón cálido, pantalón chino y un blusón corto de cuero, lo ves de lejos y le haces señas. De camino a casa empezáis a pensar qué podríais hacer esta tarde: ¿una escapada al puerto, para ver los buques, o mejor ir al Montjuïc? Tu sobrino prefiere los buques. Con jeans desgastados y zapatillas de material combinado de colores llamativos vais hacia el metro que os va a llevar hasta la Plaza de Colón, donde cogeréis el PortBus. Una vez ahí contempláis las maniobras de un portacontenedores que quiere entrar en el puerto, luego paseáis por el Port Vell, para acabar la jornada con una visita al Aquarium. Después de un enorme plato de pasta para cada uno de vosotros, tu sobrino se va a la cama la mar de feliz. Y poco después tú también caes rendida en el sofá.

Decentes o en colores modernos, uni- o multicolor, hay deportivas para todos los gustos

El sábado sales a hurtadillas de la vivienda para ir a por el pan. Con leggings, deportivas con ribetes de material textil y una sudadera con cremallera aprovechas el viaje a la panadería y el buen tiempo para hacer un poco de jogging. Y cuando, una hora más tarde y todavía muerto de sueño, tu sobrino se deja ver en la cocina, el desayuno ya está preparado: pan, madalenas, zumo, cacao y fruta fresca. Durante el desayuno acordáis ir antes al zoológico. Te has puesto tus vaqueros skinny de denim oscuro, un cárdigan de punto y botines de serraje con suela elástica, que ni notarás durante el largo paseo. Los anfibios, las aves, los elefantes… tu sobrino no sabe por cuál decidirse y tú también miras maravillada a los animales y el entorno artificial creado para ellos. Volvéis a casa a media tarde, justo a tiempo para merendar mientras compartís impresiones. Por la noche tenéis entradas para una función infantil en el teatro del Raval. Estás igual de ilusionada que tu sobrino con ”El flautista de Hamelín“, un clásico que tantas veces has escuchado de boca de tus padres. Con una falda recta de pana y un jersey en V combinados con sneakers de nobuck, disfrutas de la función y de los ojos maravillados de tu sobrino. Y de camino a casa se duerme en el bus, acurrucado junto a ti.

Para el domingo has preparado una sorpresa. Una vez levantados y después de un rico desayuno, os vais caminando a la cafetería de un buen amigo tuyo. Cómodamente vestida con unos botines de cordones, vaqueros pitillo negros y una sudadera, entráis en la cocina de la cafetería, donde tu amigo está inmerso en la preparación de las tartas y los pasteles del día. Tu sobrino puede hacer lo que le apetezca: ayuda a montar las tartas de crema y luego puede decorar como le apetezca las galletas de mantequilla que ha hecho él solito. El tiempo pasa volando y tenéis que daros prisa para no perder el tren, cargados con una bolsa llena de galletas y muchos recuerdos maravillosos.

Mostrar más...
Muestra menos...