new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Cinturones para hombre de Esprit

Los cinturones para hombre aúnan perfectamente funcionalidad y estilo. Sencillos o extravagantes, con relieves o hebillas especiales... Gracias a ellos conseguirás que la ropa te siente como un guante. ¿Se puede pedir más? Cinturones de piel resistentes, cinturones clásicos con hebilla o modernos cinturones de ante con hebillas extragrandes: elige el que quieras para lograr un look único y personal. Póntelos con unos vaqueros y camiseta o con unos pantalones ejecutivos y una americana... ¡los cinturones para hombre son imprescindibles y nunca te defraudarán!

Variados, con estilo e imprescindibles: así son los cinturones para hombre

¡Es viernes y el finde está al caer! Pero, como siempre, vas empezar el día con tu ritual deportivo habitual. Nada más salir de casa, vestido con vaqueros desgastados y un cinturón de piel marrón ancho, ves que tu colega te está esperando montado en el coche con la música a todo trapo. Juntos, recorréis las calles de la ciudad y salís a las afueras hasta que llegáis a un lago en el que aparcáis el coche. Allí, os quitáis la ropa y os quedáis en bañador. “¡A ver quién llega antes a la otra orilla!”, grita tu amigo. Los dos empezáis a correr y os tiráis de cabeza al agua. ¡Está helada! Comienzas a dar brazadas sin mirar a tu contrincante para no ponerte nervioso. ¡Esta vez tienes que ganarle! Braceas hasta que llegas a la otra orilla, ya casi sin aliento. Tu compañero llega dos segundos más tarde que tú: ¡fantástico! Se ve que las prácticas en la piscina municipal están dando sus frutos. Tras la dulce victoria, volvéis al coche, esta vez nadando tranquilamente y disfrutando del momento de relajación. Después del baño, toca irse a trabajar, pronto será completamente de día: te pones tu americana, unos pantalones ejecutivos grises y un magnífico cinturón de piel con una hebilla discreta. Lleno de energía y motivación, llegas al trabajo. Hoy llega una nueva compañera de oficina y tú vas a ser el encargado de enseñarle la empresa y presentársela a todos los demás. Cuando te encuentras con ella, te recibe con una amplia sonrisa y comenzáis la ruta por la empresa: presentaciones por aquí, explicaciones por allá, preguntas por otro lado... Y tras unas cuantas horas hablando, descubres que congeniáis muy bien y que da gusto hablar con ella. La mañana se pasa volando y pronto llega la hora de la comida. ¡Pero si has quedado con un amigo para comer en el chino de la esquina! Cuando llegas, lo ves esperándote en una de las mesas con unos chinos de corte estrecho y un cinturón troquelado, además de una sweat blazer. Al sentarte, no te dice ni hola, se limita a sonreír y a pasarte el móvil con una foto en la pantalla... ¡está saliendo con alguien! Mientras coméis, te cuenta cómo se conocieron al tropezarse en un supermercado por estar mirando el móvil... ¡como en las películas! Tú le dices que te alegras mucho por él y que le deseas mucha suerte en la relación pero... esa noche habrá que salir a celebrarlo, ¿no?

Te hacen la vida más fácil y complementan tu ropa a la perfección: cinturones para hombre

Al terminar el curro, organizas con tus otros colegas una quedada para celebrar que tu amigo por fin se ha echado novia. Entre todos, montáis una pequeña fiesta en tu casa con bebida, buena música y algo de picar. Con unos vaqueros cinco bolsillos, un robusto cinturón de piel lisa y una camiseta estampada, esperáis todos juntos a que llegue el enamorado. Cuando entra por la puerta, os tiráis encima de él, lo felicitáis y, cómo no, os reís de él con unas cuantas bromas. Él, por su parte, quiere también celebrarlo con vosotros, pero de otra forma: con una barbacoa el sábado siguiente. ¿Y qué mejor lugar que el lago en el que os bañáis cada viernes? Ese día cogéis los coches y vais hasta allí. Con el buen tiempo, el agua, el olor a barbacoa y las copas, os sentís casi en la playa. Para ir cómodo a la vez que informal, decides ponerte una camiseta en V, unas bermudas y un llamativo cinturón de estilo vintage. Justo antes de la puesta de sol, os metéis todos juntos en el agua para nadar un poco y reíros aún más. ¿Y si hacéis una carrera hasta la otra orilla?

Mostrar más...
Muestra menos...