new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Chaquetas para niñas de Esprit

Sin importar la edad, las niñas siempre saben lo que quieren, y las chaquetas para niñas no son una excepción. En las chaquetas para niñas el diseño es importante, pero también lo son el corte y los colores. Tampoco podemos olvidarnos de que deben ser agradables, cómodas y, por supuesto, aguantar las típicas travesuras de las niñas más activas. Además de adaptarse a cualquier situación (para ir a la escuela, al parque a jugar o a dar un paseo por el centro de la ciudad), también pueden ofrecer infinidad de estilos distintos, como elegantes chaquetas de mezcla de lana, gruesos anoraks o chaquetas de algodón... ¡Lo que está claro es que en las chaquetas para niñas la libertad y el estilo son esenciales!

Elegantes o deportivas, ligeras o acolchadas: la chaqueta perfecta para el momento adecuado

El verano ha llegado y tu hija va a pasar de curso con unas notas de aúpa. Casi con melancolía, echas la vista atrás y recuerdas aquel primer día de septiembre, cuando la llevabas al colegio de la mano, con su falda de algodón, sandalias y una chaqueta vaquera monísima. Unas horas más tarde, al sentaros a comer, os contó lo que había hecho ese día con pelos y señales, y terminasteis sabiéndolo todo sobre su nueva clase, los profes y lo que sus amigos habían hecho durante el verano anterior. Con un buen plato de macarrones delante, os dijo también que había llegado una chica nueva a su clase. Al decir los apellidos, tu marido la miró extrañado: ¡pero si se apellidaba como su nuevo compañero de trabajo y la mujer! Entonces te vino a la mente aquella pareja que habías conocido unos días antes en el supermercado. Eran tan simpáticos...

Llega el final del verano y elegís un domingo soleado para ir al zoo todos juntos. Ver los animalitos, echarles de comer y descubrir miles de peces extraños en el acuario... El día se os pasa volando y te da pena pensar que el verano está llegando, de nuevo, a su fin. Mientras camináis hacia casa, al anochecer, comienza a refrescar y le dices a tu hija que se ponga su parka de colores. De repente, escuchas que alguien os llama. Con una sonrisa en la boca, una pareja joven se acerca a vosotros. Llevan a su hija de la mano, con una chaqueta de polipiel ligera. Es el compañero de tu marido con su familia. Los saludáis y, enseguida, comenzáis a charlar animadamente. Como se está haciendo tarde, los invitáis a cenar a vuestra casa, que está muy cerca, para poder seguir hablando un ratito más. Las horas se os pasan en un suspiro, sentados en el salón mientras picáis unos embutidos con pan y un poco de vino. Los adultos os dedicáis a hablar de todo un poco y a echaros unas risas, mientras que las niñas se cogen de la mano y se van a jugar al cuarto de tu hija.

Chaquetas para niñas: las prendas perfectas para vivir una aventura

El otoño pasa y llega el invierno, pero en muy poco tiempo habéis logrado hacer buenas migas con la familia del compañero de tu marido y ahora quedáis bastante a menudo. Una mañana, le pones a tu hija sus abrigadas botas de cordones y una parka acolchada para llevarla al cole. Allí, os juntáis con tu nueva amiga y su hija, que va abrigada con una colorida chaqueta de invierno impermeable, una bufanda de punto y un gorro. Les dais un beso a las niñas y ellas salen corriendo hacia la clase, cogidas de la mano. Vosotras aprovecháis la mañana para daros una vuelta por el centro y hacer unas compras antes de volver al colegio a mediodía para recogerlas. Al final del primer trimestre, tu hija llega a casa contentísima, con su gorro de punto y una trenca acolchada. ¡Quiere enseñarte sus magníficas notas! Te cuenta que su amiguita también ha sacado muchos dieces y, tras hablar con su madre, decidís llevarlas al cine como premio por su esfuerzo. Tras la película, continuáis la tarde de chicas en el centro comercial, vosotras comprando y ellas comiendo golosinas como locas.

Finalmente llega la primavera, los días empiezan a alargarse y las flores a crecer. Tu hija te dice que la profe está organizando una excursión a una especie de campamento en medio del bosque. La niña está emocionadísima por poder pasar dos días enteros con sus amigos del cole: ¡su primer viaje con la clase es todo un acontecimiento! Saltando de alegría, te da la lista de las cosas que tiene que llevar. Tras meterlo todo en la maleta, salís a comprar lo que os falta: unas botas de goma y un chubasquero ligero. A la mañana siguiente, le pones una chaqueta de algodón y salís hacia el autobús. En la esquina de la estación, os topáis de repente con la amiguita de tu hija y su madre, que va medio adormilada. La pequeña, con un cortaviento bicolor y con capucha, va tirando de su mano, preocupada porque se va a quedar en tierra. Al llegar, les dais un beso enorme y las ayudáis a subir al vehículo. Una junto a otra, esperáis nerviosas a que parta el autobús, mientras saludáis a las niñas por la ventana y les deseáis que se lo pasen bien durante el viaje. Luego volvéis tu amiga y tú a casa charlando animadamente, no sin antes tomaros un café en la cafetería de la estación. El madrugón lo merece…

Mostrar más...
Muestra menos...