new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Camisetas de manga larga de Esprit

Las camisetas de manga larga para hombre son la esencia de la comodidad y valen tanto para pasar un día tranquilo en casa, como para jugar un partido con los amigos o ir a la oficina. Una camiseta de manga larga sencilla con unos chinos o un polo de manga larga con una americana de tonos oscuros: ¡las clásicas camisetas de manga larga para hombres son versátiles a más no poder y presentan tejidos y cortes para todos los gustos! Con cuello o tira de botones, remates o capucha… En definitiva, ¡una prenda imprescindible para los estilos casual más auténticos!

Camisetas de manga larga: multitud de estilos, multitud de combinaciones

Ha llegado el día de la mudanza que tanto tiempo llevabas planeando: comienzas una nueva vida y, para empezar con buen pie, necesitarás llevarte la casa a cuestas. ¡Menos mal que unos amigos se han ofrecido a ayudarte! Muy temprano, con una camiseta de manga larga de algodón y unos vaqueros vintage, esperas junto a tu mejor amigo y un compañero de trabajo a que llegue la furgoneta. Sentados sobre las cajas empaquetadas, os despejáis con una buena taza de café bien cargado y discutís si será mejor bajar primero la cama o el armario. De repente, empezáis a oír pitidos justo debajo de la ventana y los tres os levantáis sobresaltados: ¡ahí está la furgoneta! Os ponéis manos a la obra: sin mucho esfuerzo, tu compañero y tú conseguís desmontar el viejo sofá que tantas fiestas ha soportado, mientras tu amigo empieza a bajar las tablas del armario. Justo cuando sales por la puerta con los primeros bultos, tu otro amigo, el que se ha encargado de alquilar la furgoneta, abre las puertas traseras y se arremanga la camiseta tunecina mientras suelta su broma de toda la vida.

Pasáis unas horas desmontando y empaquetando todo lo que hay en la casa. Tu compañero de trabajo se ha comprometido a bajar las cajas llenas de libros, pero cuando sube por cuarta vez las escaleras hasta el tercer piso, no duda en quitarse la camiseta de manga larga con capa y pedirte una camiseta de algodón: ¡menos mal que no habéis bajado todavía las maletas con la ropa! Con espíritu de equipo y mucha diversión todo funciona a pedir de boca y a medio día el camión está cargado. Sin embargo, antes de poneros en marcha, tenéis que reponer fuerzas. Tu mejor amigo se sacude el polvo del jersey de manga larga de canalé fino y se va a por unos bocadillos al bar de la esquina. Es la última vez que estáis juntos en tu piso, ya vacío por completo, y, mientras coméis, recordáis y pasáis revista a todo lo que habéis vivido allí. Una vez terminados los bocadillos, es hora de ponerse en marcha. Uno de tus amigos se va porque ha quedado con su novia, y los demás subís al camión dispuestos a pasar dos horas de coche mientras charláis y reís a pierna suelta hasta llegar a tu nueva morada. Nada más arrancar el motor, tu mejor amigo pone un CD de música variada y, con sentimientos encontrados de melancolía y alegría expectante, emprendes el viaje por la autopista.

Comodidad con un toque distinguido: camisetas de manga larga para hombre

El sol se empieza a poner cuando entras en la calle donde está tu nueva casa. Aparcáis la furgoneta en la puerta y empezáis enseguida a descargarla. Cajas, muebles, tu sillón favorito y maletas llenas de ropa y zapatos: poco a poco lo vais subiendo todo y lo colocáis como podéis en las habitaciones correspondientes. Mientras uno de tus amigos se pega una ducha, tú montas la cama y el armario con ayuda de tu otro amigo. Sin pensártelo dos veces, les prestas ropa limpia y decidís ir a tomar algo para descubrir los locales que hay en tu nuevo barrio. Uno se pone una camiseta de manga larga con cuello en V y el otro un polo de manga larga con una fina tira de botones. Contentos y con las pilas cargadas, os ponéis en marcha y pronto descubrís un bar muy chulo en el que termináis el día brindando con unas cervezas. Varias horas después te metes en la cama, piensas en lo afortunado que eres de tener tan buenos amigos y empiezas a soñar con todo lo que te espera en esta nueva ciudad.

Mostrar más...
Muestra menos...