new-arrivals-arrow
CONTACTO Y
OPINIÓN
Empleamos cookies para hacer más cómoda tu compra online. Si navegas por nuestra página, aceptas la política del uso de cookies. Leer más
  • LA OFERTA DE ESPRIT MÁS GRANDE DEL MUNDO
  • Envío solo 0,99 €
  • PAGO
  • DEVOLUCIONES GRATUITAS
  • ESPRIT FRIENDS (3 % BONIFICACIÓN)

Bisutería de Esprit

Nos encanta la bisutería: ningún otro complemento se adapta tan bien y de una forma tan variada a las tendencias más actuales para que puedas darle un toque especial a cualquier conjunto. La bisutería ha dejado de ser un simple sustituto de las joyas más caras para alzarse como un sector de la moda en sí mismo. Collares y anillos modernos, pendientes y brazaletes con los más variados estilos y materiales... Puristas o extravagantes, actuales o intemporales... Ya sea un colorido brazalete de piel, unos lujosos pendientes con una gema de vidrio pulida o un elegante collar de estilo vintage, la bisutería es tal y como necesitamos que sea: polifacética, desenfadada y perfecta para cualquier look.

Bisutería: toda la libertad que necesitamos para crear nuestro estilo personal

Es viernes por la tarde y, tras una agotadora semana de trabajo, lo único que te apetece es meterte en la bañera, relajarte con un poco de música e irte pronto a la cama. Tras dejar los pendientes de estilo antiguo, el brazalete con una piedra engastada y el fino collar con el colgante a juego en la repisa del baño, vas a meterte en la bañera y, de repente, llaman a la puerta. Extrañada, te envuelves en la toalla y recorres deprisa el pasillo hasta la entrada. Al abrir, te encuentras a tu mejor amiga, que luce un vestido ajustado ligeramente brillante y zapatos de tacón. Todo en ella parece relucir, desde sus largos pendientes con lustrosa pedrería hasta el vestido, pasando, cómo no, por su sonrisa. En una mano, resplandece un anillo ancho recubierto también de pedrería, mientras que en la otra sostiene una botella de champán. Sin decir ni mu, entra en el piso y te cuenta que ha conseguido la financiación que lleva solicitando desde hace ya un año. Te vas a tener que despedir del baño por hoy y darte una ducha breve... porque hay que arreglarse para la celebración. ¿Pero qué vas a ponerte? ¿Quizá unos vaqueros pitillo con un top drapeado, adornados con un brillante collar de eslabones y un anillo con una gran e imponente piedra? ¿O quizá un vestido de algodón negro más refinado, con un largo collar de metal y un brillante brazalete de placas metálicas la mar de glamuroso?

Realzar detalles, reivindicar los colores... y descubrir cosas nuevas

Justo te estás secando el pelo cuando el timbre vuelve a sonar. Esta vez, son otras dos amigas, que se han enterado de la noticia y se apuntan a celebrarlo. Mientras abre la botella de champán y saca cuatro copas, tu amiga os cuenta exaltada cómo le ha ido el día. Aún no ha terminado, cuando ya la estáis acribillando a preguntas. Tras terminar la botella, os levantáis y os hacéis la pregunta del millón. ¿Adónde vais a ir hoy? ¿Al bar de cócteles o a ese pub que tanto os encanta? Una de ellas, vestida de forma más casual con una falda vaquera corta, una camiseta vintage y un cardigan, pone el grito en el cielo: ¡pero si no ha venido vestida para ir de fiesta! Sin pensártelo un segundo, la llevas a la habitación y abres el armario. Las otras dos os siguen a carcajada limpia. Mientras vuestra amiga se prueba unos skinny jeans de color y unos zapatos de tacón, sacas del joyero un collar multicadena con llamativas perlas de colores y un brazalete de perlas a juego. En la radio suena vuestra canción favorita, así que otra de tus amigas, ni corta ni perezosa, sube el volumen y se quita los zapatos. Un segundo después, la veis bailando de aquí para allá, con su largo collar de eslabones circulares alzado al viento. No tardáis mucho en poneros todas a saltar, hasta que caéis sobre la cama muertas de la risa y casi sin respiración. Está decidido: para lo único que vais a salir esta noche es para comprar otro par de botellas de champán. Unas horas más tarde, el alba os sorprende a todas en el balcón, mirando cómo nace el día y comentando lo extraña y divertida que ha sido la noche...

Mostrar más...
Muestra menos...